DURANTE AÑOS ELLA PENSÓ

Nuestro cuerpo es muy sabio, por lo mismo no debemos ignorar las señales que nos envía de que algo no está bien. Aunque parezca extraño, deberíamos ir al médico en cuanto tenemos los primeros síntomas, ya que muchas veces los dejamos pasar pensando que no son tan importantes como parecen y cuando les prestamos atención ya es demasiado tarde y el problema ya se convirtió en algo mucho más grave.

Entre los procedimientos que suelen aplazarse más están los dolores de cabeza, la tos, los calambres, los lunares y las espinillas. Puede parecer increíble, pero si una espinilla se ignora, podría transformarse en algo horroroso y asqueroso con el pasar del tiempo.

Esto fue lo que le sucedió a una mujer de 85 años quien ignoró toda su vida un punto negro, pensando que se trataba de un lunar en la parte superior de su espalda, pero jamás imaginó lo que el doctor le iba a decir. Ella veía cómo este punto crecía más y más, entonces decidió acudir a un dermatólogo.