0

Tienes un gran tesoro en casa y no lo sabes

El Aloe Vera (comúnmente conocido como sábila) ha sido utilizada tradicionalmente en su estado natural para tratar quemaduras, mordeduras, picaduras o golpes, pero sus propiedades curativas la han transformado en una de las plantas favoritas de la medicina natural para tratar problemas digestivos, sinusitis, psoriasis y manchas de la piel, dolores musculares, hemorroides y para el cuidado del cuero cabelludo.

La sábila tiene la propiedad de ser absorbida con gran rapidez por la piel, en su estado natural o en productos derivados permite rejuvenecer, hidratar y hacer flexible la piel. Es uno de los productos favoritos para aliviar el dolor al aplicarla directamente sobre golpes o rasguños, porque posee componentes que actúan como inhibidores del dolor y desinflamantes que penetran profundamente en la piel. El doctor Faith Strickland de la Universidad de Texas asegura que la sábila refuerza el sistema inmunológico de la piel, evitando que se dañe, y en su opinión esta planta podría ser utilizada para combatir el cáncer de piel en el futuro.

La hoja del Aloe Vera está compuesta por un gel ligeramente viscoso que está compuesto en un 99% de agua, el porcentaje restante contiene al menos 75 nutrientes conocidos, entre los que se cuentan al menos 18 aminoácidos, 12 vitaminas y 20 minerales, además de contener alrededor de 200 fitonutrientes. Esta planta posee 18 de los 23 aminoácidos que requiere el cuerpo humano ayudando en el

adminkelvin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *